Sacramentos principales

Un sacramento es un signo externo y visible de una gracia interna e invisible. Hay dos sacramentos instituidos por Cristo, medios de gracia esenciales para todo cristiano:

  • BAUTISMO: Es la puerta de entrada a la familia de Dios. Se administra una sola vez a cada persona (generalmente en la niñez). Se realiza con agua, simbolizando la limpieza del pecado, y se invoca a la Santísima Trinidad. El don interior y espiritual es la unión con Cristo en su muerte y resurrección, el perdón de los pecados y un nuevo nacimiento a la familia de Dios, la Iglesia.

 

  • SANTA CENA: Se trata de la conmemoración y acción de gracias por la muerte y resurrección de Cristo. Se utilizan el pan y el vino. El cuerpo de Cristo se da, se toma y se come de un modo celestial y espiritual, y el medio por el cual se recibe y se come es la fe. Por el sacramento de la Eucaristía, los miembros de la Iglesia se ofrecen a sí mismos a Dios en arrepentimiento, amor y fe, recuerdan su muerte, testifican su sacrificio y renuevan su esperanza en la comida celestial. La IERE practica una política de comunión abierta a los miembros comulgantes de las demás iglesias cristianas.Culaquier cristiano es bienvenido y puede participar en el culto y compartir con nosotros la Santa Comunión.

 

Ritos Sacramentales: 

Además, hay cinco ritos sacramentales que se desarrollaron en la Iglesia bajo la inspiración del Espíritu Santo, pero que no tienen la misma naturaleza que los anteriores: Matrimonio, confirmación, reconciliación del penitente, orden y la unción de enfermos.

 

Pincha en los enlaces siguientes si quieres descargar: